PASOS MINIMALISTAS

 

Las zapatillas de deporte minimalista están muy de moda en muchos países desarrollados, sobre todo en estos últimos años, y si todavía no te has enterado, lee, ponte un poco al día y puede que te animes a probar.

 

¿QUÉ SON LAS ZAPATILLAS DEPORTIVAS MINIMALISTAS?

Las zapatillas minimalistas son zapatillas compuestas únicamente por lo esencial, eliminando elementos innecesarios. Lo esencial se refiere a materiales o compuestos para proteger el pie de las incertidumbres del suelo, ya sea temperatura, clima y objetos. Por lo que una gran diferencia del resto es que no llevan amortiguación en ninguna parte del pie, pesan poco, teniendo la suela lo suficientemente fina como para tener percepción del suelo y notar sus imperfecciones.

Una forma de diferenciar las minimalistas del resto es doblarlas y/o retorcerlas, si lo consigues con una gran facilidad, estas en lo correcto, sino, busca otra cosa.

 

¿POR QUÉ SON TENDENCIA?

Comenzamos por un análisis anatómico antes de explicarte esta tendencia.

El 25% de los huesos del cuerpo están en el pie (28 huesos), con lo que llegan a tener 107 ligamentos, 19 tendones y 33 articulaciones.

Años llevando zapatillas, tacones, grandes amortiguaciones, calcetines, condicionan nuestro pie, por lo que se pierde tacto (propiocepción) en los pies.

El uso de zapatillas normales reducen la movilidad y transferencia energética del arco plantar, por lo que las zapatillas minimalistas aportan lo contrario.

Las zapatillas minimalistas al estar más en contacto con el suelo, producen mayor transferencia energética a tu cuerpo y viceversa.

 

minimalista

 

BENEFICIOS

El objetivo principal de las zapatillas deportivas minimalistas es una máxima propiocepión de nuestro cuerpo con respecto al suelo.

Los beneficios deberían notarse en pocos días, como el aumento del equilibrio, reequilibrarían del cuerpo, aumento del callo en el pie (con el respectivo aumento del tejido graso en la planta.

Aumenta la calidad de los tejidos y la fuerza en las piernas mientras te ayudas a recuperarte del impacto/s con otras zapatillas deportivas (con amortiguación).

Cuando ya se está adaptado, se reducen una gran cantidad de posibilidades de sufrir ciertas lesiones, como fascitis plantar.

 

ADAPTARTE

Importante es llevar un proceso adaptativo de tus pies y tu cuerpo, sobre todo para evitar lesiones y dolores que te llevaran a desistir con este tipo de zapatillas. Dale a tu cuerpo unas semanas.

Haz una rutina, estableciendo así la progresión. Comienza descalzo utilizando bases inestables, como una pelota de tenis, una pelota de golf, plato de bohler, pelota de béisbol. Coge la pelota y póntela en un pie y comienza a balancearte la bola por todo el arco plantar (toda la fascia del pie), desde el talón hasta los dedos de los pies, pero haciendo más tesón o esmero en el arco plantar (puente que esta entre el talón y los dedos de los pies). Esto provocará que actives varios puntos gatillo del pie. Haz hincapié en el primer metatarso del pie (dedo gordo).

Es normal si al iniciarte encuentras una gran dificultad al separar los dedos, no estás acostumbrado. Según lo que tardes en ponerte las zapatillas minimalistas será el nivel de control y habilidad que tengas a la hora de extender y abrir los dedos de los pies.

 

A TENER EN CUENTA

Hay que saber cuándo usar estas zapatillas y cuando te estás pasando. Si notamos dolor, es un buen indicativo de que nos estamos pasando con su uso o con la progresión.

Esto se reduce si hacemos bien el proceso adaptativo dicho anteriormente y también podemos ayudarnos usando las mismas pelotas o aparatos inestables, antes y después de hacer ejercicio.

Al no estar acostumbrados a ir sin amortiguación en el pie, esto puede provocar lesiones y dolores como en la espalda y rodillas, piensa que las articulaciones del cuerpo no están acostumbradas a tal impacto, y se verá afectado el cartílago que protege la articulación, ahí la gran importancia de la progresión a estas zapatillas.

 

¿Cuál es el siguiente paso de las zapatillas minimalistas? Quizás descalzo ¿te atreverías?

 

Diplomado en Fisioterapia, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Salud, Entrenador Personal y Preparador físico.
Desde Murcia (España) he viajado a Irlanda y Reino Unido hasta EEUU nutriéndome de todo conocimiento e información posible. Actualmente trabajo como fisioterapeuta en Cartagena y entrenador en categorias inferiores del Mar Menor C.F. y siempre buscando nuevos retos para continuar creciendo.
Con este nuevo proyecto stylelife.es quiero compartir mi conocimiento para una mejor calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *