SANA,  SAUNA,  SANA

Poca gente sabe de la importancia de la regeneración o recuperación del deportista atleta o practicante de algún tipo de actividad. Analizaremos como la sauna puede ayudar a este proceso y como tenemos o deberíamos hacerlo para obtener el máximo beneficio.

 

OBJETIVOS

El objetivo de usar la sauna puede ser por todos estos motivos:

  • Para la transpiración
  • Recuperación o acelerar el proceso de recuperación tras una actividad
  • Relajarse y despejarse
  • Eliminar sustancias de desecho como toxinas

 

BENEFICIOS

Los beneficios de la sauna son muchos siempre que sepamos cómo usarla. Entre otros beneficios tenemos que mejorar las funciones cardiacas, esto incluye el corazón. También elimina sustancias de desecho a través de la sudoración como toxinas, el alcohol, nicotina, sodio, aumenta las defensas, abre los poros para una mejor transpiración, libera endorfinas lo que hace que nos relajemos. También ayuda a combatir el colesterol, alivia el dolor articular, ayuda a personas con enfermedades obstructivas de pulmones, aumenta la capacidad pulmonar, ayuda a conciliar el sueño, ayuda a la recuperación y/o regeneración tras una actividad intensa, aumenta la sudoración.

 

RIESGOS

Muy importante conocer los riesgos incluso más que los beneficios, por lo que pudiera pasar al usar la sauna, como por ejemplo a los que sufren de corazón tienes un alto riesgo de sufrir problemas cardiacos.
En la sauna la sangre se espesa (aumenta la densidad) debido a la expulsión de agua del cuerpo (sudor) lo que es un riesgo alto para los que tienen problemas de tensión arterial.

El uso frecuente puede producir una disminución del semen y hemorragias menstruales.

 

¿CÓMO USAR LA SAUNA?

Si tienes problemas cardiacos sería conveniente no sobrepasar de más de 65ºC, esto aumentaría el riesgo.

No se debe hablar en la sauna, ni ducharse con agua caliente después de la sauna.

Debemos ducharnos antes de entrar con agua templada y al salir ducharnos con agua fría.

Orden de tiempo dentro de la sauna:

  • 15 minutos como máximo.
  • Después ducha de agua fría
  • Otros 10 minutos máximos.
  • Ducha de agua fría
  • Unos últimos 5 minutos.
  • Finalizamos con la ducha fría.

Beber mucho líquido al salir de la sauna.

No más de 3 sesiones de sauna a la semana y como máximo 2 sesiones al día.

 

A TENER EN CUENTA

Con la sauna no se adelgaza, se pierde peso en forma de líquido, pero lo recuperamos en cuanto bebemos.

Tener cuidado con las bajadas de tensión y la deshidratación.

La temperatura de la sauna oscila entre 80ºC y 100ºC con una humedad del 15%

La sauna afecta al sistema endocrino y nervioso con una profundidad de unos 4 cm en nuestro cuerpo, lo que provoca ese estado de relajación en nuestra mente y cuerpo.

Se obtiene más beneficio estando poco tiempo y con mucho calor que poco calor y mucho tiempo.

Diplomado en Fisioterapia, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Salud, Entrenador Personal y Preparador físico.
Desde Murcia (España) he viajado a Irlanda y Reino Unido hasta EEUU nutriéndome de todo conocimiento e información posible. Actualmente trabajo como fisioterapeuta en Cartagena y entrenador en categorias inferiores del Mar Menor C.F. y siempre buscando nuevos retos para continuar creciendo.
Con este nuevo proyecto stylelife.es quiero compartir mi conocimiento para una mejor calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *