Caliente calienta, frío enfría

Estos medios de tratamientos se han usado durante mucho tiempo y son bastante económicos, pero, ¿tenemos alguna idea de cómo y cuándo usarlo?

Si tienes dudas con respecto a esto, sigue leyendo e infórmate un poco de cómo aplicar estos recursos de manera general.

 

Cuando se aplica frio

El frio se aplica generalmente cuando hay golpes, contusiones, o alguna lesión ocasionada recientemente (lesiones agudas). Normalmente aparece una inflamación, edema, hematoma, dolor. Generalmente se llaman lesiones por traumatismos en el sistema musculo-esquelético (básicamente golpes o torceduras). En estos casos también se utiliza el famoso  método RICES, el cual mencionaremos en otro momento. El frio también se usa para recuperarse de un gran esfuerzo, es decir después de un duro entrenamiento sería ideal meterse en agua fría o muy fría.

No lo utilices sobre heridas o lesiones superficiales (como cortes) y si tienes dudas, consulta con un especialista.

 

Como aplicar frio

Hasta las primeras 72 horas de la lesión es muy efectivo el uso de crioterapia (frio), después de las 72 horas no es muy efectivo.

El frio se puede aplicar inmediatamente después de una lesión, teniendo en cuenta si se ha producido o se está produciendo sangrado, pues primero hay que cortar el sangrado.

El frio se puede aplicar entre 10 y 20 min.  Aplicar más de 25 min produce efectos negativos.

Después de aplicar frio, no aplicar antes de 3 o 4 horas otra vez frio. Se puede aplicar frio cada 4 horas durante 72 horas. Las veces que lo aplique depende de ti, con 3 veces al día está bien.

Cuidado con las quemaduras, y hay que tener en cuenta que cuanto más frio este el objeto o la cosa con lo que lo apliquemos, mayor será el efecto y no será necesario ponerlo tanto tiempo en la lesión. Cuidado también con mover la parte afectada después de quitar el frio, pues esa parte se insensibiliza y pasado el efecto puede dolernos más o empeorar la lesión. Reposar mínimo 15 minutos

 

Cuando se aplica calor

El calor se aplica generalmente cuando a transcurrido 72 horas después de la lesión, dependiendo siempre de la lesión. Pues si es una lesión crónica o degenerativa (como por ejemplo artrosis o la mayoría de lesiones que no se producen por traumatismos) se puede aplicar calor. También es bueno aplicarlo en casos puntuales justo antes de hacer ejercicio para que los músculos específicos se adapten más fácil a la actividad a realizar.

Se pueden aplicar en dolores crónicos (cuando duele durante varios días o semanas), contracturas y dolores musculares, rigideces articulares…

 

Como aplicar calor

Colocarlo en la superficie afectada teniendo en cuenta las posibles quemaduras y si hay heridas o alguna contraindicación.

Se aplica entre 20- 30 minutos, cada 3 o 4 horas (como máximo) los primeros días y posteriormente ir reduciendo progresivamente la aplicación de calor. Lo ideal sería utilizarlo 2 o 3 veces al día, pues no es bueno abusar de la termoterapia.

Si abusamos de la termoterapia (calor) se puede llegar a perder los efectos del calor (cada vez necesitarías más calor para conseguir el estímulo anterior hasta que no hay estimulo) y se puede producir un efecto degenerativo en la zona aplicada que repercutiría en efectos negativos para la zona afectada.

Diplomado en Fisioterapia, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Salud, Entrenador Personal y Preparador físico.
Desde Murcia (España) he viajado a Irlanda y Reino Unido hasta EEUU nutriéndome de todo conocimiento e información posible. Actualmente trabajo como fisioterapeuta en Cartagena y entrenador en categorias inferiores del Mar Menor C.F. y siempre buscando nuevos retos para continuar creciendo.
Con este nuevo proyecto stylelife.es quiero compartir mi conocimiento para una mejor calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *